Pues ahora sí, adiós Discovery Bar… hasta siempre

No es secreto para nadie que Discovery Bar cerró sus puertas y así como hay personas que pasamos momentos increíbles en ese bar y lo extrañaremos, existen otras que simplemente dicen “ah, ese local no me gustaba” o “me da igual si lo cierran o no”. Pues déjeme decirle, querido lector, que si eres del segundo tipo de personas, este artículo no es para ti.

Creo que el hecho de escribir esta reseña sobre la semana de despedida de Discovery Bar es más agridulce de lo que pensaba. Debido a que tengo una mezcla de sentimientos todavía por todo lo que pasó, que de ponerle un nombre pues creo que debo llamarlo “Magia”. Ojo, no por nada malo, solo que realmente eso fue lo que se sintió estos tres días de despedida para Discovery Bar.

Un local que siempre le abrió las puertas a los nuevos talentos sin dejar a un lado su estilo, cosa que se respeta muchisimo. Porque en un mundo siempre cambiante, él no dio su brazo a torcer para adaptarse a las nuevas costumbres. A muchas personas no les caía bien esto, pero Discovery Bar era así, siempre fiel a su esencia.

Así que esta servidora se fue a disfrutar esta semana completica a Discovery Bar y aquí les dejo, en mis humildes palabras, lo que viví, sentí y gocé.

Miércoles 13 de septiembre (Liga de Stand Up Comedy)
El Bar abre sus puertas bien temprano y comienza a llenarse de personas nostálgicas, pues es la oportunidad de la Liga de Stand Up Comedy de decirle adiós al lugar que les abrió las puertas a este proyecto. Gabo Ruiz, Yasirijilla y Reuben Morales, tres comediantes quienes, semana a semana, presentaban a entusiastas del Stand Up a enfrentarse entre ellos con las temidas rostizadas.

En esta ocasión, presentaron una edición especial de despedida donde se presentaron 9 comediantes y la participación especial de la Nina Rancel, comediante venezolana actualmente residenciada en Colombia. Una noche llena de risa y de ver caras conocidas entre el público. Creo que ese día anunciaba lo hermoso que terminaría la semana. Luego de eso se montó la banda de versiones Kill by Kill para terminar de cerrar ese miércoles con la mejor energía de todas.

Jueves 14 de septiembre (Srta. Cometa y La Pagana Trinidad)
Debo decir que este día lo esperaba con locura y pasión. Creo que los que me conocen saben que amo los shows de La Pagana Trinidad (si no han ido a uno, de verdad no sé qué esperan). Ese día se presentaban junto a Señorita Cometa.


Debo decir que mis expectativas se cumplieron y esa noche. Celebramos de una manera tan increíble que se sintió como estar en una maquinita del tiempo y ver lo que era el bar hace unos años. Gente increíblemente talentosa en tarima, amigos celebrando el cumpleaños de Luanda Caleca, gran amiga de Cico Comunica, conga sabrosa, música increíble y claro, la nostalgia junto a la tristeza poco a poco fue ganando terreno en los corazones de los asistentes.

Tanto así, que Alessandra Abate recordó que el local le dio la primera oportunidad de presentarse en una tarima y tener una probada de lo que actualmente es su pasión. También contó cómo se conocieron los integrantes de la banda en ese mismo lugar, el cual también fue el primero que les dio la oportunidad de presentarse a lo que actualmente es La Pagana Trinidad, tanto así que rompió en llanto al finalizar el show, agradeciendo de todo corazón al lugar y a las personas increíbles que ahí trabajan.

Viernes 15 de septiembre (Bohemia Lounge y Gaélica)
Este día fue uno de los más ajetreados que habíamos tenido en años. Antes de ir al local, estábamos en la producción del Ciclo y Aparte en el BOD (que, por cierto, el sábado 23 de septiembre repite) y estando en el show escuchábamos a todos diciendo: “Nos vemos en Discovery”. Ya eso daba la alerta a la clase de noche que viviríamos.

Llegamos al local con parte del equipo de Pal’ Toque. Aproximadamente a las 11:00 p.m. había una cola gigante afuera para ingresar al local; desde hace años que no veíamos eso. Luego de ingresar, nos recibió una avalancha de alegría. Creo que mis cachetes todavía duelen de lo mucho que sonreí esa noche al ver tantas caras de amigos despidiendo como yo a este lugar (que estaba a reventar).

A las 12:00 a.m. empieza Gaêlica a montarse en tarima y comienza su show donde cantaron canciones conocidas como “Las Calles de la Esperanza” y cosas de su disco nuevo como “Brújula”. Un show increíble, pero lo más difícil de todo fue cuando cantaron “Buen Día”. Chamitos, esta canción hizo que más de uno llorara con sentimiento (pregúntenle a nuestra directora).

Ya cuando soltaron esa canción sabíamos que el show estaba por terminar. Invitan a la tarima a Alejandro Moraos, donde agradece a todas las personas que asistieron y le entregan un reconocimiento de parte de todo el equipo de trabajadores de Discovery Bar a Fabio Centeno. Sin duda, un momento muy emotivo. Luego de eso destaparon una botella de champagne y siguió la fiesta, la verdadera fiesta.

 

Una vez se baja Gaêlica, la mayoría de personas se retiran y quedan los que de verdad fueron a despedir el local. Al rato se montó la banda de versiones Bohemia Lounge, básicamente banda de la casa y puso a todos a bailar con su show. Cuando concluyeron, se montaron los chicos de A Lo Flamenko que, casualmente, todos sus integrantes estaban ahí celebrando y cantaron par de canciones y así dieron gracias al local.

Golpe de 4:00 a.m. ya las mesas empiezan a quedarse vacías, las partidas de futbolín de mesa se hacen más sabrosas, la música a cargo de DJ Mitchel y DJ Felox está en su punto, donde todos los amigos bailan ska con una cerveza en la mano o deciden sucumbir y darle “hasta abajo” y bailar salsa hasta que se te encalambra las piernas. Recuerdo decir: “Qué increíble ver a todos, qué mágico, qué hermoso, qué nostálgico” ya que así solían ser mis noches caraqueñas.

Sale el sol y poco a poco los que quedamos fuimos menos. Las lágrimas de los empleados y personas cercanas no dudan en asomarse. Debo decir que disfruté esa noche y fue MÁGICA. Volver a sentir, disfrutar y ver lo que fue el bar en sus buenos días aunque fuese en su noche de despedida. Todos los asistentes nos merecíamos esa noche mágica.

Pero, sin lugar a dudas, la realidad golpea y a las 9:00 a.m. comienza a dejar de existir Discovery Bar. Ver cómo van desarmando poco a poco el área de fumadores, quitando los ductos del aire, despegando uno a uno los carteles que contienen tanta historia del local y ver apagar ese semáforo tan característico del lugar fue un golpe de realidad que sin duda alguna fue duro para todos los que estuvimos ahí.

Esta señorita da gracias a todos los momentos y a todas las personas increíbles que conoció ahí, desde el personal de seguridad, los amigos de la barra, las chicas que con toda la paciencia del mundo nos atendieron, a los DJs que por años hicieron que bailara toda la noche, a Alejandro Moraos y Fabio Centeno, responsables del lugar. Solamente queda decir GRACIAS. Por ahí leí que “los recuerdos son el precio de los buenos momentos” y, sin duda alguna, qué buenos recuerdos tengo de Discovery Bar.

En Pal’ Toque queremos saber si fuiste a despedir a Discovery Bar y que nos cuentes tu mejor recuerdo en el lugar.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...