La reseña que el Venezolano debe leer: “Rock en Venezuela: Problemas y Desafíos”

ROCK EN VENEZUELA: PROBLEMAS Y DESAFÍOS

En los últimos 20 años el nivel técnico-musical del rock venezolano ha dado un salto evolutivo importante. Sin embargo, existen diversos elementos que han imposibilitado el crecimiento cualitativo en muchos aspectos, por diferentes motivos y en distintas circunstancias.
En virtud de tratar de identificar los principales problemas que afectan al rock venezolano, se realizó un esfuerzo metodológico con el objetivo de contribuir al crecimiento de la escena rockera y de esta manera precisar de forma sistemática sus problemas medulares, lo cual nos permitirá diseñar estrategias adecuadas para solucionarlos.
En ese sentido, se decidió realizar una encuesta con la finalidad de diagnosticar la situación, dicho instrumento está compuesto por algunas preguntas de carácter abierto y otras cerradas (selección), para ello se escogió una pequeña muestra entre los distintos sectores del rock venezolano conformada por: bandas, músicos, personalidades, público en general y medios de comunicación, distribuidos geográficamente en los Estados Zulia, Barinas, Carabobo, Lara, Aragua, Sucre, Bolívar, Amazonas, Mérida, Miranda y Distrito Capital. Dicha encuesta fue divida en 2 puntos principales:
  • Identidad y sentido de pertenencia.
  • Identificación de problemas.
 

PRIMERA PARTE: IDENTIDAD Y SENTIDO DE PERTENENCIA

El rockero venezolano afirma ser amante y seguidor del “rock nacional, “metal nacional” o “rock venezolano”, términos utilizados por los seguidores de esta música, sus artistas e inclusive los medios de comunicación especializados. Sin embargo, es conocido que en los diversos eventos de cartelera nacional la asistencia es baja y además mucho de ese público asiste al lugar del evento sin ingresar al mismo, acciones que no ocurren (u ocurre en muy baja proporción) cuando el cartel incluye bandas extranjeras.
En diversas oportunidades se ha comentado a través de los distintos medios de comunicación, que este tipo de situaciones se deben a “la ausencia del sentido de pertenencia”, elemento que a su vez contribuye a la ausencia “del apoyo del público” hacia las bandas de rock y metal de Venezuela.
 
Con la finalidad de constatar adecuadamente, si existe o no, un sentido de identidad, tomando en cuenta el hecho de que no existe una terminología uniforme al momento de referirse a este género en el país, se formuló la siguiente pregunta:
¿Qué término los identifica más?: (A) “Rock nacional” (ampliamente conocido y promovido por la vieja guardia desde los años 80, el cual inclusive presenta una bandera como insignia) o (B) “Rock venezolano”.
 
El 54,2% de los encuestados respondió que se sienten más identificados con el término “rock venezolano”, alegando que este “tiene mayor arraigo en nuestro gentilicio y nos identifica ante la escena internacional”, el 31,6% contestó que se siente representado con el término “rock nacional”, (a pesar de que se realizó una pregunta cerrada, un número de participantes manifestó distintas opiniones que hemos incluidoen el resultado de la encuesta) el 5,7% manifestó rechazo hacia la opción (A), agregando además que no se siente identificado con ningún otro término, otro 5,7% de los encuestados manifestó no sentirse identificado con ninguna de las opciones y finalmente un 2,8% de los encuestados manifestó que se identifica con el rock latinoamericano.
 
SEGUNDA PARTE: IDENTIFICACIÓN DE PROBLEMAS:
Con la finalidad de identificar los principales problemas que afectan el rock en Venezuela, se realizó una pregunta general de carácter abierto, con el objetivo de que los encuestados expresaran con total libertad sus opiniones al respecto.
Los resultados obtenidos fueron analizados y cuantificados porcentualmente en tres grupos:
1)   Falta de apoyo: El 52,5% considera que el principal problema que nos aqueja es la falta de apoyo en sus distintas variables.
 
2)   Ausencia de eventos: Un 32,7% manifestó que la causa es la ausencia de eventos nacionales y locales.
 
3)   Poca o escasa difusión: Un 14, 8% se refirió a la precaria difusión como causa principal de los problemas que aquejan al rock en Venezuela.
Ahora bien, en función de la complejidad y variabilidad observada, procederemos a presentar los resultados:
 
1)   FALTA DE APOYO (52,5% DE LOS ENCUESTADOS): Los resultados de este tópico se dividen en: 1) apoyo de público, 2) apoyo de las instituciones públicas y 3) apoyo del sector privado.
 
·        Un 36,7 % de los encuestados considera que hay un problema con el Apoyo del público: afirmando categóricamente que el mismo “no es suficiente”. Pese a ello, se destaca que la mayoría de los músicos encuestados agregaron que “el apoyo del público no caerá del cielo hay que ganárselo con estudio, superación musical, mejoras permanentes del performance, mayor calidad artística y musical, entre otros”; para finalmente señalar que “no se le puede exigir al público que nos apoye por obligación, las bandas y los productores de eventos deben mejorar y ofrecer cada vez mejores shows”.
 
·        El 15,8% de los participantes expresaron sus opiniones sobre el apoyo de la institucionalidad pública y privada dividido en:
       Instituciones públicas (10.3% de los encuestados): Han hecho fuertes señalamientos contra la institucionalidad pública expresando que la misma “favorece a un solo sector del amplio movimiento metalero, el cual, no representa la mayoría, dejando de lado a una gran parte de agrupaciones sobre todo en el interior del país”. Asimismo, aseveran que “no se puede promover un solo evento que gira en torno a una individualidad, sino que se deben promover muchos otros del mismo nivel y con la misma inversión, pero que aglutine más sectores y no sean gratuitos del todo sino que promuevan la industria musical del país como una actividad económica rentable y autosustentable”.
 
       La empresa privada (5.5% de los encuestados): Esta fue señalada por su precaria y selectiva participación en la promoción de las bandas. No obstante, llamó la atención que algunos participantes plantearon la necesidad de “impulsar y promover discográficas dispuestas a invertir en el metal”, además subrayaron; “esto es un mercado y hay que trabajar como tal, debemos buscar alternativas de financiamiento para pequeñas empresas que se dediquen a construir la industria musical del rock en Venezuela a largo plazo. Para ello se deben fortalecer y crear nuevas estaciones de radio, estudios de grabación, productoras, empresas de sonido, fábricas de instrumentos, entre otros”.
 
2)   AUSENCIA DE EVENTOS (32,7% DE LOS ENCUESTADOS): En relación con los eventos, una de las opiniones de los encuestados que llamo la atención es que “la organización de eventos, debe ser fortalecida de manera integral. Los productores (públicos y privados), bandas, locales y compañías de sonido, tienen la obligación de relacionarse, hacer suficiente publicidad así como ofrecer patrocinios, con la finalidad de abrir espacios alternativos y de alto nivel para dar más y mejores oportunidades de promoción y difusión a las bandas”, con lo cual se lograría “una mayor cantidad de eventos, así como la proliferación de locales musicales”.
3)   POCA O ESCASA DIFUSIÓN (14, 8% DE LOS ENCUESTADOS): En este punto específico los participantes manifestaron que, “los distintos medios de comunicación que promocionan y difunden el rock venezolano son muy pocos”, afirman que “la mayor parte de la difusión del trabajo de las agrupaciones se realiza a través de internet”. Agregan además que a la gran mayoría de medios públicos y privados “no les interesa” promocionar a las bandas de rock venezolanas salvo “contadas excepciones”.
 también te puede interesar – 10 festivales que desaparecieron de la escena Venezolana

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES.

 
El sentido de pertenencia e identidad resulta vital en cualquier sociedad, agrupación e institución debido a que permite mantenerse en el tiempo, crecer y renovarse a través de los diferentes aportes de sus miembros con el fin de planificar el mejoramiento continuo. Una vez que se logre definir y constituir nuestra identidad y sobre todo el amor hacia el rock de Venezuela se podrá hacer frente a cualquier tipo de incidencia propia de cualquier movimiento tales como: 1) las actitudes inapropiadas y el desinterés en los diferentes eventos nacionales; 2) la subestimación constante del trabajo artístico-musical de las agrupaciones; y 3) las críticas destructivas, señalamientos y enfrentamientos estériles entre los diferentes sectores de la escena rockera en Venezuela.
Llama la atención el hecho de que no se tenga una etiqueta uniforme para referirse a la escena en Venezuela que cuente con el arraigo general de los rockeros del país, lo que denota que la terminología existente carece del enganche necesario para provocar empatía con el público, las bandas, los medios especializados, las organizaciones y las productoras.
En este orden de ideas, se debe comprender que todos los sectores que hacen vida en la escena nacional están estrechamente vinculados entre sí, una muestra de ello, es lo que los encuestados manifestaron en relación con la gravedad de “la problemática de la difusión”. Ya que, si no se da a conocer o no se difunde el trabajo de nuestras bandas (léase publicidad y promoción) ¿cómo podemos esperar que el público asista a los conciertos?, se hace necesario entonces reimpulsar (a mediano plazo) la producción de diversos espacios radiales, televisivos e impresos para el rock venezolano en los diferentes medios a nivel nacional y por último la profesionalización de cada uno de los aspectos de una banda (visión, imagen, mensaje, escena, ejecución etc.), con el objetivo de desarrollar una visión integral y profesional del movimiento que nos permita avanzar y evolucionar como un solo bloque .
 
El mensaje fue uno de los puntos que llamo la atención, aunque en la encuesta aparece como un tema subalterno ante los grandes problemas que se plantearon, nos parece importante destacar, que los participantes manifestaron que se “debe profundizar la filosofía del mensaje que se quiere transmitir para dejar un buen ejemplo a las generaciones futuras sobre temas álgidos de la sociedad, como la violencia y las drogas”. Asimismo, alegan que existe la necesidad de nuevas estructuras organizativas “que reconozcan el valor que tienen, las agrupaciones nacionales, los diferentes medios especializados, locales y productoras, donde se le dé cabida a todos los sectores, no solo a una propuesta o ente, logrando de ese modo una inclusión verdadera”.
 
Tomando en cuenta cada uno de los argumentos, posturas y opiniones de los participantes, los cuales destacamos que representan una pequeña muestra de la comunidad rockera del país, hemos desarrollado las siguientes recomendaciones:
1)   Reconstruir, fortalecer y reafirmar tanto nuestra identidad como nuestro sentido de pertenencia, a través de un nombre y nueva simbología que identifique la escena en el país, con que cada sector pueda sentirse representado e incluido.
2)   Mejorar los niveles de profesionalismo tanto individual como colectivo, de las bandas, personal técnico, medios y afines.
3)   Aumentar el número y la calidad de programas de radio y TV para el fortalecimiento de la escena nacional, no solo en internet, sino en señal abierta y en horario “prime time”.
4)   Creación de diversos foros de discusión sobre los requerimientos reales de un evento y que se establezcan estándares mínimos de calidad, con la finalidad de que todos manejemos un lenguaje común al respecto.
5)   Creación y Organización de productoras independientes, públicas o privadas que puedan cumplir con los esquemas técnicos mínimos que conlleva la realización de eventos, con el fin de ganar el respeto de la comunidad y poder posicionarse en el mercado con seriedad al momento de buscar socios financieros.
 
Reivindicamos el hecho de que nuestro estudio arrojó algunas consideraciones interesantes que pueden ayudar a enrumbarnos con mayor facilidad hacia las soluciones concretas de los problemas que enfrentamos. Estas soluciones solo se lograrán en la medida de que (pese a nuestras diferencias) podamos trabajar de manera conjunta, bandas, público, productoras, organizaciones y medios de comunicación, para desarrollar de manera efectiva la industria cultural del país, tomando en cuenta que juntos formamos parte de un movimiento o escena rockera venezolana. Reposa sobre nuestros hombros la responsabilidad de iniciar una nueva era del Rock en nuestro país y uno de los desafíos más importantes de nuestra generación es hacer de esta actividad cultural una actividad rentable desde el punto de vista económico y profesional.
 
Este trabajo se ha realizado gracias a la colaboración de un gran número de compañeros y compañeras comprometidos con el desarrollo de la escena metalera venezolana. Queremos hacer un merecido reconocimiento a los músicos, productoras, personal técnico y a los medios de comunicación, por el arduo trabajo y el sacrificio que hacen todos y cada uno de ustedes por mantener vivo el metal en Venezuela. Esperamos que esta modesta investigación sea de utilidad, genere el debate constructivo, incentive la elaboración de otras investigaciones con mayor amplitud y nos de luces sobre lo que debemos hacer para mejorar, corregir y avanzar.
 
Por: Anderson Velásquez. (kurarex).
 
Colaboradores:
Martha Yánez (Ktharsys), Joad Jiménez ( War Pigs) y Gastón Sánchez Maíta.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...