InternacionalNoticias

Sofía Insomnia Representa A Venezuela En Calaveras Fest IberoaméRica 2020

0

El mundo vive una distópica realidad que cambió la vida y la forma de relacionarse entre los seres humanos. Un virus tiene en jaque al planeta entero desde el inicio del 2020. En medio del cataclismo, la paranoia, el miedo y la incertidumbre, el arte sigue siendo el vínculo para transmutar y compartir emociones a través de las distintas alternativas que nos ofrece la internet y sus plataformas.

El hecho creativo se reinventa desde su multiplicidad, propiciando encuentros virtuales con un infinito abanico de propuestas que nos invitan al disfrute en momentos de encierro, confinamiento y distanciamiento. Aunque en algunos casos la oferta cultural parece haberse vuelto excesiva, repetitiva y hasta invasiva, siempre surgen iniciativas al margen de lo trending, las modas y los productos culturales en serie. 

Este es el caso de algunos festivales independientes que desde hace rato vienen dándose por la plataforma de Facebook e Instagram en modo live streaming, en los cuales confluyen expresiones artísticas underground realmente interesantes y renovadoras en lo que respecta al cuadro musical iberoamericano. Estos eventos producidos e impulsados por plataformas digitales, músicos, comunicadores, programas de radio y los propios artistas, denotan la importante cantidad de propuestas musicales por descubrir en cada rincón del planeta, que han sabido hacerse de un lenguaje sonoro propio y han logrado captar la atención de un público cautivo que ahora ve en estos eventos virtuales una alternativa distinta y apasionante.

Con esta perspectiva llega la 1era edición del evento internacional CALAVERAS FEST IBEROAMÉRICA 2020, producido desde México, con la participación de 24 agrupaciones de varios países latinoamericanos y España, que incluye entre sus invitados a la agrupación Sofía Insomnia, una de las más singulares y destacadas propuestas artísticas del ámbito contracultural venezolano, donde la expresión teatral, la connotación metafísica, lo esotérico, la poesía, lo sobrenatural y la música convergen. Abarca en su manifiesto, la estética de la provocación y el espíritu transgresor del movimiento post punk/dark/ gótico surgido en las décadas 70/80 que recrearon artistas como David Bowie, Iggy Pop, Nina Hagen, Diamanda Galas, Klaus Nomi y bandas icónicas como Bauhaus, Siouxsie and The Banshees, Joy Division, Dead Can Dance y The Cure, entre muchas otras. Dentro de ese legado estético-sonoro-literario, cuenta por supuesto la influencia de proyectos venezolanos representativos de las décadas de los 80/90 como La Seguridad Nacional, Sentimiento Muerto, El enano de la catedral, Los Gusanos, Zapato 3, El Rastro y de otras menos conocidas como La Casa Roja y Claroscuro.  

Sofía Insomnia se forma en Caracas en el año 2004 reinventando en definitiva la escena underground y resucitando a principio de este siglo, la subversiva característica del punk y su consecuencia inmediata: el post punk. Como entidad artística es conocida por su fantasmagórica puesta en escena en la que subyacen conjuros en latín, malditismo poético entre mortuorias resonancias, gritos y reverberaciones, donde lo histriónico y lo mántrico se amalgaman en una especie de rito entre canciones, que nos adentran a ciertos misterios e invita a lo desconocido; un recital de poesía maldita que conmina al público al encuentro con la propia sombra que habita en cada quien. Kara Febles (cantante) y Moisés Flores (guitarrista), sus creadores, dan aliento a esta encarnación de una mujer-alma que arrastra los dolores del Ser. Cada presentación es un viaje de estampas y signos, un ceremonial de conjuros en latín, en sánscrito y en lo perfomático. La frase junguiana “Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su propia oscuridad”, es una suerte de insignia que describe a sus compositores, quienes se catalogan “Deudos de lo invisible”. 

Sofía Insomnia no es otra banda de rock, es una experiencia emocionalmente estremecedora en la que el horror y lo sublime del ser humano se manifiestan, y esa atracción delirante que sentimos por lo desconocido y lo desconcertante, nos atrapa. Su liturgia ahonda en la narrativa del existencialismo y sus temas escarpados como el dolor, la desesperación, la condenación, la libertad individual y, en otro orden de ideas, pero conexos, afronta los contenidos propios del ocultismo y de la espiritualidad como la muerte, el hermetismo, lo onírico, la devoción, la oración, la anatomía interna del ser humano, el fuego sagrado, la alquimia. 

En el libro ROCK VZLA (1959-2019), relanzado recientemente y escrito por Félix Allueva, reconocido investigador, docente y productor que da cuenta de toda la historia del rock venezolano y sus exponentes, Sofía Insomnia es catalogada ––y con razón–– como una de las pocas propuestas genuinamente dark y postpunk en nuestro país, y es que sus presentaciones en vivo confirman esa aseveración, sin embargo, su planteamiento es más amplio, pues no se reduce sólo al simple hecho musical, toda la subjetividad e imaginario auténtico que le rodea nos remite siempre a un más allá que nos perturba y nos fascina a la vez.

Cabe destacar que su ópera prima “Breve casi eterno” editada en el año 2012, luego lanzada y bautizada en el 2013, ha sido distribuida de manera independiente en países como España, Inglaterra, Holanda, Alemania, Italia, México, Estados Unidos y Suramérica. Fue bautizada por el legendario locutor y difusor del rock en Venezuela Alfredo Escalante (1942-2016) conjuntamente con el historiador musical y editor Eddio Piña. Este disco es considerado por los gustos más selectos como una obra de arte, y ha obtenido excelentes críticas de músicos y de medios nacionales e internacionales. En 2014 este álbum obtuvo (por investigadores musicales) un reconocimiento internacional como uno de los mejores discos de ese año en España y Latinoamérica. “Breve casi eterno” a sus siete años de presentada a la prensa, sigue dejando para muchos una profunda huella.

Con dos trabajos discográficos editados: Breve casi eterno (2012) / Remixes bizarros (2014), y su nuevo trabajo (Silabario de la amargura), cuyo primer single fue presentado con video en el 2018, han logrado captar la atención de los medios a pesar de la extraña naturaleza de su música y lírica. Engendrada en el movimiento subterráneo caraqueño, ha trascendido un poco más allá de esa condición, presentándose en grandes escenarios y teatros nacionales y obteniendo en los últimos años otras nominaciones y reconocimientos, en los que cuentan 2 premios a mejor banda del año “Premios Melomaniac” (2016, 2017), premio a Mejor banda establecida “Unión Rock Show” ( 2016) y Video del año “Premios Melomaniac” (2018) con “Arde Ciudad”, sencillo promocional de su próximo disco. Cabe destacar que Sofía Insomnia fue agrupación expositora del Festival Internacional de Música de Venezuela (FIMVEN) en los años 2015 y 2017, junto a otras propuestas musicales de Latinoamérica. A pesar de no ser muy dados a las entrevistas, han aparecido en varios programas nacionales e internacionales (radio y tv), en reconocidas revistas locales, periódicos y fanzines. Cuenta con considerables reseñas digitales y documentales, inclusive su nombre figura en wikipedia donde aparece como una de las bandas de rock venezolanas, representativas del siglo XXI. A esto se suma, el homenaje que en los últimos tiempos le han hecho artistas visuales traduciendo su música y performance a partir de sus obras artísticas, le han dedicado pinturas, dibujos, esculturas, fotografías hasta el arte del mural. 

El dúo se hace acompañar de músicos invitados según sea la ocasión, sus shows oscilan entre la banda completa y sesiones acústicas con piano y percusión.  Kara y Moisés en su incansable labor,  han trabajado durante la trayectoria artística/musical de Sofía Insomnia con músicos de gran nivel, entre los que figuran: Miguel Noya, pionero de la música electrónica en Venezuela, el productor y tecladista  Francisco “Coco” Diaz, Horacio Blanco de la legendaria banda Desorden Público, el cantautor Yatu (La Seguridad Nacional), el gran pianista/compositor Victor Morles, los bateristas Juan Carlos Ballesta, Oscar Pérez y Sebastián Araujo (Ex Sentimiento Muerto/ Dermis Tatú), los multi instrumentistas/compositores Darwin Abreu, Oswaldo Rodríguez y Wincho Schafer, este último también perteneciente a las icónicas bandas venezolanas Sentimiento Muerto, P.A.N y Atkinson. En su Ingeniería de sonido ha contado con Diego Márquez de Zapato 3. 

En el ámbito audiovisual, de las artes plásticas y eventos, ha dejado también su propio legado e imaginario expresionista.

El Otro Rock con Sofía Insomnia

Su lema ha sido el de EL OTRO ROCK y con este nombre crearon, en 2015 su propio programa radial para darle cabida a la difusión de todos los géneros del punk y del post punk; géneros que nunca habían tenido en este contexto geopolítico un espacio exclusivo para su estudio y divulgación. De esta forma el dúo aborda otro terreno para promover, en este sentido, la escena latinoamericana y mundial, haciendo un valioso trabajo investigativo y rescatando la memoria histórica, a través de inéditas entrevistas de personalidad que han realizado. Desde el 2018 deciden crear un festival musical contracultural a la par de su propuesta radial, se trata de “El Otro Rock Fest” que hizo mucho ruido en la capital venezolana y que ya cuenta con cinco ediciones, en las que lo más inconveniente y no convencional de las expresiones artísticas se dieron cabida. Posteriormente se vuelve referencia contracultural la Expo Salón Independiente que con dos muestras ha exhibido la obra de más de 100 artistas entre pintores, escultores, fotógrafos, videoartistas, bailarines, actores, performancistas, poetas y músicos. La Expo Salón Independiente El Otro Rock, Poesía, Arte y Existencialismo 2019-2020 estuvo bajo la curaduría artística de Kara Febles, quien es también Comunicadora Social, especializada en el área audiovisual, de gran trayectoria. El contenido curatorial se centró en las huellas del punk y del post punk en el arte contemporáneo venezolano, entre otros rastros resaltaron la confrontación, la provocación, la transgresión, la protesta, el grito y el anarquismo. Esta muestra expositiva así como las ediciones propias del festival tuvieron una histórica afluencia de visitantes. Se exhibió durante 3 meses en el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Fundación Celarg) y contó con charlas, cine foros, videoconferencias, programas radiales en vivo, performances y acciones teatrales.

 Sofía Insomnia no suena parecido a nada y su fantasmagórica esencia los hace ver como un rara avis en el ámbito musical caribeño. Participó el pasado mes de mayo en el Festival Under Latinoaméricano organizado desde Perú. Este 2020, viene con un nuevo sencillo que conforma su nuevo disco y en vísperas de este próximo lanzamiento, se suma la buena noticia de este importante festival CALAVERAS FEST IBEROAMÉRICA 2020, en el que estará representando a Venezuela y compartiendo con maravillosos exponentes de la música rock en sus distintos estilos, con bandas como Rolanda (México), Animal Rojo (México), Lost (República Dominicana), RedApple CVLT (Costa Rica), Hache (España),  Bany Leal (España), 8Bits Memory (Colombia), El malvado Cioran (Perú), Perro Muerto (Chile), Hipercubicz (Chile), Tamadre (Argentina), Di Borest y Signo 13 de Brasil, Récipe, entre otras (ver cartel). Este encuentro internacional se dará a través de las plataformas de facebook e instagram. La cita es para el 16 y 17 de octubre, junto a 24 proyectos musicales de varios países. 

 Sigamos de cerca estas iniciativas que en esta ocasión cuenta con la participación de una oscura y sobrenatural entidad artística como lo es Sofía Insomnia, referentes de la actual escena contracultural venezolana que nos inspira a acercarnos sin pudores a otras instancias existenciales, a lo extraño y contradictorio de la dualidad humana y a los caminos insondables de su mundo interior. A veces creemos que en el arte y la música ya todo esta todo dicho y hecho, pero hay quienes cruzan los límites de la razón, de lo conveniente y lo que debería ser, entonces es a través de ellos que descubrimos otras formas, otras voces, donde lo que subsiste es un abrumador acto de resistencia contra paradigmas de control. Es el arte por el arte, que crea y en la medida que crea, resiste, y es en esa liberación que escapa al orden de lo normativo. El filósofo de origen francés Gilles Deleuze sostiene que “la comunicación trasmite información, es decir, consiste en hacer circular palabras de orden, por lo tanto, en propagar el sistema de control, y el arte se opone a ella a partir de la creación; lo que el artista crea, debe sostenerse por sí mismo, esa es la condición del verdadero arte, es decir, se hace arte con sensaciones y al mismo tiempo se crean nuevas; la finalidad del arte, consiste en arrancar el percepto de las percepciones del objeto y de los estados de un sujeto percibiente, en arrancar el afecto de las afecciones como paso de un estado a otro. El arte debe pasar por lo finito para encontrar lo infinito, atravesar el plano de composición y sufrir esa reterritorialización para liberar todas las sensaciones allí contenidas, extendiendo y distendiéndolo sin límites. El arte llama al caos con todas sus fuerzas, lo afronta, se inmiscuye y se hace cargo de él. El arte toma un trozo de caos, para formar un caos compuesto del que extrae una sensación […] y así entabla su batalla carnal contra la opinión de la que, a su entender, proceden las desgracias de los hombres.” 

Sofía Insomnia es un devenir catacliscismo, un fin del mundo entre nosotros, un despertar en el abismo, así se percibe y mientras más te acercas a indagar el por qué de esa luctuosa figura ataviada de velo negro con un derruido libro misterioso y una calavera entre sus espectrales manos, más embarga ese sentimiento de orfandad en un mundo que nos corroe en silencio y más resuena el halo deleuziano tras ella: “Los devenires escapan al control, esas minorías que no cesan de resucitar y de resistir” 

A continuación comparto el video clip del tema “Arde Ciudad” de Sofía Insomnia, realizado en exteriores en más de doce locaciones de la ciudad de Caracas. Ellos son hombres pájaros que recorren la ciudad capitalina de Sur a Este y terminan en su centro (Plaza de Toros Nuevo Circo de Caracas) para propiciar el encuentro con la propia sombra, representada con las máscaras de Los Diablos de Yare (folklore venezolano). Nos traen un mensaje: El necesario encuentro con la propia sombra para el reconocimiento, conocimiento y sublimación de sí mismos o de cada ser individual. Llamado tan necesario en un mundo donde muchos no se responsabilizan de sus propios errores y siempre viven adjudicando la causa de sus problemas a los demás. Impactante y conmovedor. Su discografía la pueden conseguir completa en bandcamp.

Video clip ARDE CIUDAD · Sofia Insomnia

Sus redes sociales

https://twitter.com/Sofia_Insomnia

https://www.instagram.com/sofiainsomnia

https://www.facebook.com/SofiaInsomniaOficial

Facepage Sofia insomnia 

Discografía completa en Bandcamp: 

https://sofiainsomnia.bandcamp.com

y las redes del festival CALAVERAS FEST IBEROAMÉRICA 2020

https://www.facebook.com/calaveras.fest.Internacional

https://www.instagram.com/calaveras.fest.iberoamerica/

Julio Lovera
Diseñador y fundador de Pal' Toque // creando contenido en cultural y musica en www.paltoque.com // Más de 15000 fotos tomadas

Chuo Lanzó Su Primer Videoclip Llamado “La Nueva Distorsión”

Previous article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.