Guía para reconocer “comegatos”

0 12

Fácil: en lo que veas a un tipo con cabello largo, sucio, con tufo y camise‘ mostro… listo, ahí lo tienes. El comegato estándar.

Fin.

No no, ya va, me dijeron que este post tenía que ser largo. Ok, bueno. ¿Será que si copio y pego “comegato” mil veces alguien se dará cuenta? No no, mejor me pongo serio. Y en esa seriedad hay que reconocer que vivimos en una sociedad a la que le encanta crear estereotipos. Si no sabes qué es un estereotipo, yo mismo te lo explico. Un estereotipo es básicamente una etiqueta. Una que usas para referirte a un conjunto de individuos que unes bajo un mismo campo, basándote en sus características comunes. Generalmente esas características son creencias mal formadas, mentiras propagadas y demás juicios de valor.giphy (1)

Si exploramos más allá, ¿sabes cuál es el origen de la palabra “comegato“? No en serio, yo no tengo ni idea y quería saber si tú sí. Asumo que viene del estereotipo fijado por incontables abuelitas, que dicen que “todo aquel que escuche esa música diabólica (que nosotros conocemos como metal, sin importar su variación) es adorador del diablo, está en una secta satánica, sacrifica animales a Belcebú y por ende, ha de comer gatitos“. Craso error. Generalmente los “comegato” son amantes de tales animales, incapaces de hacerles daño. Se pueden matar a coñ… hey ya va, horario familiar… se pueden matar a golpes en cualquier pogo, pero jamás se les cruzaría por la mente molestar algún animal.

La primera línea del post no deja de ser cierta. Como toda tribu urbana, es fácil reconocerla por su vestimenta, mayormente. Pero, seguro te diste cuenta que hay ciertos elementos que pueden resultar ofensivos y que no son más que un juicio de valor, ¿cierto? ¡Correcto! Usé un estereotipo. Nuestras abuelitas generalmente, son las principales defensoras de tal etiqueta. Seguro tú, que te provoca batir la melena cada vez que colocas “Headcrusher” de Megadeth o “Painkiller” de Judas Priest (u otras bandas menos comerciales) a todo bigote, te encuentras con aquel grito de tu abuela, pidiendo que le bajes volumen a esa música “infernal” y rogándole a todos los ángeles que conoce para que “dejes el mal camino“. Y si no es tu abuela, es tu mamá. Fijo.

Ahora, ¿cómo reconoces al comegato “estándar?

  • Vestimenta y aspectos físicos:giphy (3)

Franelas negras con logos de bandas, portadas de discos, y/o fotos de integrantes. Prendas militares, botas, muñequeras (con logos de bandas) o prendas de cuero con tachones de metal, cabello generalmente largo, cadenas de un bolsillo a otro (pantalón o bermudas). Bolso con parches cosidos, de nombres de bandas. En otros casos, se trata de una chaqueta denim o un chaleco con los parches ya mencionados. En el caso de las damas, excesivo uso de maquillaje en el rostro, varían las franelas negras con prendas que hagan notar su… personalidad. Botas, faldas con mallas. El vestuario generalmente varía, dependiendo de la corriente musical metalera de la que sea seguidora. Una gótica jamás se vestiría igual a una “thrasher” y viceversa. O sea, hidro hello.

  • Vocabulario y costumbres sociales:giphy (4)

El comegato estándar es amo y señor de todo lo chaborro. Le gusta moverse en grupos, mínimo en parejas. Comparten todos, el amor por licores baratos que se ajusten a su presupuesto (generalmente no es alto, por ende la fascinación por andar en grupos). Se les reconoce en los toques por los desastres en los pogos, los desmayos luego de grandes ingestas de anís o rones tan económicos que ni el consumidor habitual de piedra osaría probar. Sus temas de conversación giran en torno al metal, a sus bandas preferidas, a cine de clase B, a la fantasía épica y manga/animé. Sí, esto es otro estereotipo, lo siento. Paltoque no me paga por hacer una investigación a fondo.

Nota: Algunos “comegatos” pasan demasiado tiempo en la calle. Haciendo cualquier cosa, colas en el Mercal, comprando DVD’s en su tienda preferida, reunidos con sus amigos en equis centro comercial, en fin. Debido a la poca variedad de colores en sus ropas, y al clima tropical en el que nos desenvolvemos y sobrevivimos en este país, sin querer nombrar la escasez de productos de higiene personal, tiene como resultado que ciertos individuos de esta tribu urbana, vayan por ahí con tufo. Sí, violín pues. Alas rotas. Olor corporal excesivo. No es motivo de burla ¿ok? No sean malos amigos. No les pasa solamente a los comegatos del alto Apure y Barinas, es un fenómeno nacional.

Más allá del comegato estándar, hay otra variedad de “metaleros” que no corresponden con estas características. Gente que va por allí vistiendo ropa a color, que baila salsa y merengue, pero que sin tú saberlo, están tan enterados de los últimos lanzamientos de gente como Anorexia Nervosa o God Dethroned por dar un ejemplo. Tener una conversación con ellos, sin que quieran convertirte a su religión metalera, o burlarse de tus gustos. El comegato estándar es conocido por burlarse de los gustos musicales de absolutamente todos aquellos que no formen parte de su grupo de amistades, e incluso de ellos también. Éste último, también goza de una fascinación por las prendas militares, pero a su vez, detesta cualquier clase de autoridad uniformada, civil o militar.

¿Se te viene a la mente alguna otra característica que haya faltado?

Muchas gracias a @Evansth_ por la inspiración.

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...